Palmira Commuter

//Palmira Commuter

«Con cariño y mimos, una bici vieja puede rejuvenecer, igual que una persona mayor»

Borja Ciclofactoría

SEGUNDA VIDA

¿ A quien no le gusta participar en proyectos interesantes? Cuando conocí el proyecto de Bicicletas Palmira, rápidamente quise aportar mi granito de arena.

De ruta hacia el Torumalet, con la familia Perucha, pasamos a saludar a los amigos de La Ciclofactoría, en Zaragoza. Les pillamos con las manos en la “grasa” montando una Palmira commuter. Ahí fue cuando Borja nos habló del proyecto que estaban comenzando; poner bicicletas en desuso en «la ruta» de nuevo.

El proyecto de Palmira me pareció atractivo por sí mismo, pero cuando nos contó cómo lo habían planteado, ya no me quedó ninguna duda de que quería formar parte. Todas las bicicletas son donaciónes de la gente, las restauran, pintan y ponen a punto con componentes nuevos y adaptados a su nuevo uso. Después las venden y reparten los benefícios con una organización que lucha contra la enfermedad del Alzheimer. Cumpliendo además con un compromiso social.

 EJERCITANDO LAS NEURONAS

Ya en el taller y con los dos cuadros donados por Perucha y preparados por Rafa, empece a darle vueltas al diseño de una de ellas. Tenía claro que quería una temática relacionada directamente con el Azheimer y al mismo tiempo que su diseño no cayera en el olvido, que llamase la atención. Así que me puse manos a la obra, empecé a documentarme sobre la enfermadad y en un artículo encontré unos ejercicios para fortalecer la memoria, recomendados para los pacientes. Entre ellos me llamó la atención uno en el que tienen que rellenar y formar piezas cuadradas y rectángulares.

Con la idea del boceto en la cabeza empecé a darle forma trasladando a la plantilla los cuadrados, logos y gráficos. En este punto necesitaba elegir los colores que formarían parte de la paleta. Dando otra vuelta de tuerca, se me ocurrió emplear colores seleccionados de la rueda de la psicología del color, buscando más el significado que la combinación visual entre ellos.

Ahora sólo me faltaba plasmar en la bicicleta todas las ideas desarrolladas ya en el esquema de pintura.

COLOREANDO IDEAS

Llegó en momento de dar color a las ideas y poner en marcha el proyecto. Con el esquema terminado comencé a preparar el plan de trabajo, detallando todos los pasos a seguir.

Aqui empieza el trabajo de taller. Aplico la imprimación para tapar pequeñas imperfecciones y preparar la base de agarre para las siguientes capas de pintura. Después lijo y matizo ésta capa para unificar la superficie y “abrir el poro” (asegurar un óptimo agarre), instalo las máscaras de reserva para el contorno y las líneas en negro. Con el aerógrafo voy rellenando y enmascarando los distintos colores. Para los logos y gráficos aplico todos los colores de su interior fundidos con degradados, los cubro con máscaras en positivo y pinto todo el área en color blanco. Para el logo de Bicicletas Palmira del tubo del sillín, empleo una calca al agua. Todo el conjunto lo barnizo con tres manos generosas para igualar los desniveles propios de los esquemas multicapas. Con la capa de barniz curada, lijada y desengrasada le aplico la ultima mano. Y para rematar un pulido a la superficie .

UNA BICICLETA PARA EL RECUERDO

Con nuevo diseño y montada con una selección de componentes perfectos para su enfoque urbano, esta Palmira Commuter es una bicicleta diferente y funcional.

2019-09-11T17:16:31+01:00

Leave A Comment